Diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones

Mediconsulting

6 oct. 2021

Ambos productos financieros son muy parecidos, aunque de naturaleza diferente y con diferentes características; un plan de pensiones se adhiere a un fondo de pensiones (una inversión colectiva) y un plan de jubilación se basa en un seguro. Ahora bien, los dos tienen el mismo objetivo: crear un ahorro para complementar las pensiones públicas percibidas en el momento de la jubilación.

Los planes de pensiones son un vehículo de ahorro provisional voluntario a largo plazo mientras que los planes de jubilación son seguros de vida con un fuerte componente de ahorro, y que suelen cubrir las contingencias de jubilación, invalidez y defunción. Estos productos suelen contratarse a prima periódica y aseguran una rentabilidad fija mínima.

En cuanto a las diferencias, destacamos las principales:

 

Rentabilidad

Los planes de jubilación son productos de ahorro más conservadores y suelen ofrecer una rentabilidad menor (una rentabilidad mínima garantizada) que los planes de pensiones (productos de ahorro-inversión) y suelen llevar implícito un menor nivel de riesgo. Sin embargo, algunos planes de pensiones también pueden ofrecer una rentabilidad mínima, como es el caso de los planes de pensiones garantizados.

 

Fiscalidad de los planes de pensiones

Las aportaciones que hagas al plan de pensiones te permiten desgravar en la declaración de la renta. En concreto, se trata de reducciones en el IRPF con lo cual ahorrarás más dinero cuanto mayor sea tu renta, hasta llegar al límite anual.

Novedad:

El Gobierno disminuyó de 8.000 a 2.000 euros la aportación anual máxima a planes con derecho a deducción. Los médicos que disponen de Mutual Médica como alternativa al RETA podrán continuar desgravando las aportaciones a la mutualidad como gasto de la actividad, con el límite de la cuota máxima establecida por ley y que, actualmente, es de 14.944,80 €.

 

Fiscalidad de los planes de jubilación

No todos los planes de jubilación tributan igual.

  • PPA (planes de previsión asegurados). Funciona exactamente igual que un plan de pensiones a efectos fiscales. En otras palabras, las aportaciones desgravan en el IRPF y el rescate se incluye como rendimiento del trabajo.
  • United Linked. No permite desgravar por las aportaciones. En el rescate, el rendimiento que obtengas se considera un rendimiento de capital mobiliario, que se integra en las rentas del ahorro y tributará según los tipos del ahorro.
  • PIAS (planes individuales de ahorro sistemático). Funciona como un United Linked a efectos fiscales, con la particularidad que permite recuperar el dinero en forma de renta vitalicia si mantienes la inversión más de 10 años. Esta modalidad de rescate tiene importantes ventajas fiscales en función de la edad en la cual recuperes el dinero.

 

Liquidez (rescate del dinero)

La liquidez de los planes de pensiones está restringida al hecho que acontezca alguna de las contingencias o situaciones excepcionales contempladas en la ley: jubilación, incapacidad laboral, dependencia, enfermedad grave, desocupación de larga duración o defunción (en este caso en favor de beneficiarios o herederos legales).

El capital rescatado del plan de pensiones se integra dentro de las rentas del trabajo, como la pensión pública y tu salario. Tanto si optas por recuperar el plan de pensiones en forma de capital o de renta, siempre formarán parte de las rentas del trabajo y tributarán según los tipos generales de IRPF. Además, al pagar impuestos lo harás tanto por el dinero que hayas aportado cómo por el beneficio, lo cual se conocen como derechos consolidados.

A diferencia de los planes de pensiones, los planes de jubilación sí que permiten la cancelación o el rescate parcial sin penalización según las condiciones recogidas en la póliza. Un plan de jubilación es totalmente líquido. Excepto en el caso de los PPA o que en la póliza se estipule lo contrario, podrás recuperar tu dinero en cualquier momento. La única pega es que, dependiendo de la clase de plan de jubilación, perderás algunas ventajas fiscales. Además, hay planes que establecen penalizaciones para recuperar los ahorros sin cumplir ciertos plazos de permanencia.

Es bastante usual que los planes de pensiones y los planes de jubilaciones se confundan. Al fin y al cabo, su objetivo es el mismo, pero la manera de conseguirlo es diferente. Cada uno tiene unas peculiaridades y características muy diferenciadas y que aportan diferentes ventajas al ahorrador.

 

Si tienes un plan de jubilación o un plan de pensiones o si estás pensando en contratar uno, en Mediconsulting, como asesores especializados, te asesoramos individualmente para encontrar la solución más conveniente adaptada a la normativa general en función de tus circunstancias. Solicita más información rellenando este formulario y te contactaremos.